Microenormous se ha convertido en muy poco tiempo en la experiencia inmersiva por excelencia de la CDMX.

Todos los que han vivido esta experiencia boutique están de acuerdo en algo: marca un antes y un después en las experiencias artísticas de México.

Cuando una experiencia inmersiva de este calibre impacta de este modo en todos sus visitantes y trasciende a la vida de una ciudad es porque nada se dejó a la improvisación. Hasta el más mínimo detalle se ha cuidado en esta creación.